En homenaje póstumo a nuestro compañero Walton Serrano reproducimos, con el mayor respeto a su memoria, uno de los escritos  que nos enviara Walton en enero de 2008. Se trata de un mensaje publicado en abril de 2006 en el foro Hijos de Salinas. Seleccionamos este escrito porque en esta hora de su partida física transmite en su estilo peculiar el sentimiento de amistad y afecto con el que él nos diría un HASTA LUEGO.   Ahora, cuando su espíritu disfruta de la inmensidad del universo, sus palabras nos revelan que  el reencuentro vibra como la más hermosa posibilidad.

srs

Hasta luego

 

Bueno  hace algún tiempo que no me comunico, y ésta es para decirles banderapr2hasta luego a los Salinenses de por acá. Así que Solom– Shalom- Goodby– Aribederci, Chao.

      Cualquier cosa me buscan en la plaza del Mercado, la Playa , Boquerón, Caja e Muerto, El caño e Matiás, El Coquí, El Yunque, Guavate, Pozuelo, San Juan, Ponce, San Germán, Bayamón, Arecibo, Barranquitas, Fajardo, Rincón, Jayuya, Arecibo, San Felipe, Joyudas, Humacao, Yabucoa, Guayama, Loiza Aldea, Luquillo, Aguirre.

    No va hacer difícil seguirme el rastro, si no me consiguen le preguntan a la comay. Los rastros son: pescao frito, pasteles en hojas, cascaras de guayabas, de mango, quenepas, cascos de jueyes, servilletas con manchas de empanadillas de langostas, jobos, guanábanas a medio comer, bacalaítos fritos, alcapurrias, tostones de panas, malanga y yautía, pan sobao y de agua, limber de tamarindos, Salcocho humeante, mixtas de arroz habichuelas y carne guisa, cabrito en fricase, arroz con pollo, pedacitos de cueritos de lechón asado, caldo e pecao con funche, y un poco piquito con guineítos verdes, como el que hacia Judit, un aguacate como un melón y después ya tu sabes “que le pongan salsa”.

   Así que muchachos ahí os dejo que me voy para la guerra. Por los olores me encontrareis. Pero eso sí que no se entere el enemigo porque juran que no hay cuisine como la de ellos. Yo seguiré con mi dieta jíbara, y sí perdiese la vida en ésta guerra, que me entierren con todos los honores que merece un combatiente culinario, mi bandera, mi cascara de plátano verde pa no negar la mancha. Pal viaje que me echen una docena de pasteles en hojas de esos que hace la comay Irma. Un poco mojo isleño, pa identificarme del pueblo que soy, medio galón de  pitorro curao, pa pasar los escalofríos.

     Así que compañeros voy pa allá……Jan jan catu…

        Que Dios, les brinde mucha salud, alegría, y sobre todo PAZ…

            Los quiere mucho….Waltón…..Chao            El jibarito del llano.