En torno al 8 de septiembre, día de la Virgen de la Monserrate, se celebran en Salinas las tradicionales Fiestas Patronales.

En Puerto Rico, los registros más antiguos de la devoción a la Monserrate se remontan a finales del siglo 16 y tiene como motivo la aparición de la Virgen al devoto agricultor Gerardo González y la posterior construcción en Hormigueros de un templo en el lugar del milagro.

Desde entonces, la talla de imágenes religiosas utilizando maderas del país se inspiró en esa devoción, mayormente con piezas representando a la Virgen morena cargando en su regazo al niño Jesús.

Estas tallas, llamadas popularmente santos de palo, eran elaboradas por los santeros ya fuera por encargo de algún devoto o para salir a venderlas por todo los pueblos de Puerto Rico. A pesar de que se fabricaban con herramientas rudimentarias, los santeros lograban modelar figuras reconocibles por los devotos.

Muchas de esas tallas de la Virgen de la Monserrate se conservan en museos y colecciones privadas y constituyen hoy en día, al igual que todas las piezas de la imaginería popular nuestra, un testimonio de la historia religiosa, social y cultural de Puerto Rico. La preservación de este patrimonio cultural va de la mano con la difusión del valor cultural y artístico que representa.

Con ese principio en mente, reunimos en el siguiente video una muestra de las tallas inspiradas en Nuestra Señora de la Monserrate, que representan el trabajo realizado durante más de dos siglos por los talladores de santos puertorriqueños.