A Danilo Cruz Miranda

El abogado de la Junta de Desarrollo llegó a Caño Verde, acompañado de un taquígrafo, un reportero y un hombre uniformado.

—Para evitar que ustedes se agredan unos a otros. Ya sabe, a veces las cosas no salen como uno quisiera y es ahí cuando la violencia toma ventajas —dijo cuando le preguntaron qué papel jugaba el policía en todo aquello.

Nadie hizo comentario.

La propuesta del gobierno consistía en desalojarlos de sus tierras por unas razones que ellos no quisieron validar, a pesar de la insistencia del jurisperito.

Como no logró convencerlos, les dejó una tarjeta con su nombre y número telefónico y el ultimátum de que si no accedían al mandato, iban a ser sacados a la fuerza.

Cuando estaba a punto de abordar la máquina, el portavoz del grupo sentenció:

—Dígale a su gobierno que cuando vengan a sacarnos de nuestras tierras traigan más policías, porque los van a necesitar.

JSC

10/03/2011