Los retornos escolares captados por el lente provocan diversos sentimientos y llaman a la reflexión tras el camino recorrido. No están todos los que son ni son todos los que están. De la clase, algunos partieron sin rumbo fijo, otros desaparecieron de los escenarios y pocos responden al llamado de un reencuentro. Nada inusual, pero pensarlo recuerda que la vida transcurre por caminos naturales de la mano del misterio. Las fotos de Domiciano Santiago recogen el momento feliz del retorno escolar de la Clase de 1979 de la amada Primera Escuela Superior de Salinas.