neblina3

Neblina que abraza el ser,
agonía que persiste sin saber por qué,
marea de sentimientos de un corazón emigrado
a la maldición de tinieblas sin estar a su lado.
Sombras que rodean el entorno de la intimidad herida,
partida en gajos la fruta de su vida,
de un golpe caída sin fuerzas, ni valor, ni estima…
Noche de tortuosos caminos,
no turbes más la existencia
con pesadilla de tantos destinos,
que la dama sin alma
seguirá en eterna convalecencia
hasta el día que la luz sea su propia ausencia.

©Marinín Torregrosa Sánchez, 2013.