por José Manuel Solá

Hoy es el mejor día de mi vida
para decirle adiós a la tristeza,
para plantar jazmines en la hora infinita
del regreso a la vida,
hoy es el mejor día…

Hoy es el mejor día de mi mejor saludo,
de salir a la calle con mi mejor camisa
y cantar lo que canto con mi mejor amigo,
de tirarle la lluvia a la más alta estrella,
de irme enarbolando la esperanza
que es mi mejor bandera,
en fin…
este es el mejor día de las mejores cosas de mi vida.
¿Habrá cosa mejor que un poema sin título?
¿Habrá cosa más bella, mejor, que una montaña,
que un pájaro cantor,
que el andar de un niño al lado de su padre?
¿Habrá algo más alto que los sueños
o más alto, digamos, que los ojos
de mi hermano que viene caminando del fondo de la noche?
¿Habrá algo más dulce que el saludo
que me agrede a mansalva
desde la risa abierta de la mano
de aquellos que una vez se me olvidaron?

Hoy es el mejor día
para inventar el mundo.
Y repetir el canto que ya yo no cantaba.
Y abrir esta ventana a un olor de azahares y naranjas.
Hoy es el mejor día para invitar el sol a que bese tus manos…
Hoy es el mejor día de mi vida.

-José Manuel Solá / 4 de enero de 201

.