Esta forma tan mía de expresar

sentidos versos comunales,       

mi voz llega donde permite

mi verbo de ascendencia ignorada,   

tal vez cóndor de alas entrecortadas.

No persigo afectados vocablos

de literatos prosistas fungiendo

de poetas sin genes,                

soy pueblo, alma de pueblo,

madera de pueblo, allí existo,

allí medito abarloando íntimas musas

a mi barca de soledades.

Soñador caminando un vivir que muere

aunque no quiere dejar atrás

esta existencia de diez caminos……

la poesía y los demás.

En mi celda emocional escribo las paredes,

venero los barrotes, incendio el camastro,

río, bendigo, vocifero y después lloro.

Esta forma tan mía de llegar

a tantos o tan pocos,

tan solitarios, tan parias

tan errantes, tan poetas, tan locos.

 

por Carlos Román Ramírez