Poema de las cosas absurdas

Ya todo ha sido dicho,
cantado, escrito, perseguido
y hasta echado a volar; soñado.
Pero todo en la vida tiene fecha de vencimiento, de besos cancelados, palabras de clausura,
puertas desvencijadas…
y ni siquiera la tristeza viene
a acariciar la frente, renovar las miradas,
si hasta la tristeza está perdida.
Entonces, ¿cómo así?,
¿por qué ya no sonrío ni ando sobre el filo del recuerdo?,
¿por qué tu aliento pasa por mis labios
cuando menos lo espero?,
¿por qué abro la ventana, siempre,
bajo la misma luz girasolada,
como en aquellos tiempos?
Tal vez sólo es un hábito, las costumbres pequeñas,
residuos inconscientes de los viejos rituales
que uno sigue repitiendo como un gesto fallido…
Ahora sólo me resta prender un cigarrillo
y salir a la calle tras el rastro del humo
como si nada hubiese sucedido….

(c) josé manuel solá / domingo 30 de marzo de 2014

 

OTOM LASES – AMOR AMOR