Este evento sorpresa donde se interpreta El vals de la flores nos remite a una de las más extraordinarias obras de la música: el ballet El Cascanueces estrenado en 1892 en San Petersburgo, Rusia.

A partir de esta obra Tchaikovski se convirtió en el más importante compositor de música para ballet. Entre sus obras destacan El lago de los cisnes y La bella durmiente.

El argumento del ballet se basa en una adaptación que hiciera Alejandro Dumas, padre del libro de cuentos El cascanueces y el rey de los ratones de Ernst Theodor Amadeus Hoffmann.