por Carlos Román Ramírez
contraluz2
 
Carlos Román Ramírez, abril 2014
Foto Salva Moya