¿Por qué no trabaja usted, caballero?
Es que soy muy religioso, por cierto.
Guardo los viernes, cual mahometano,
cuando no me invitan los venusianos.
Yo me declaro judío los sábados,
o sigo el culto de los saturnianos.
Santifico los domingos, mi hermano,
tal que firme católico romano,
si no celebro los solares rayos.
Los lunes rezo en lunático,
y los martes soy marciano;
los miércoles, mercuriano;
los jueves, jupiteriano.
Siendo policreyente consumado,
niego el consejo de Pablo:
ni me esfuerzo ni trabajo,
ya que todos los días son feriados.
 
© Anibal Colon de La Vega