Escuche esta canción interpretada con emotiva espiritualidad por el coro del templo católico de Salinas durante la misa en la que conmemoramos el 50 aniversario matrimonial de Nora y Edelmiro. Les ofrezco esta versión salvadoreña a los creyentes como regalo de Semana Santa .