No puedo hablar…

No puedo decir nada.

Pero eso no quiere decir que pueda negarte.

No puedo esconderte.

Estás en el centro de mi sala.

Clavado en mi mente con una saeta.

Malditas sean las guerras

el poder

los imperios

el hambre de riqueza

el capitalismo salvaje !!!!!!!

Marcos Reyes Dávila