Volutas f Eva Lewitus
Allí entre lo añejo de la piedra
volvió al útero universal;
se sintió libre escudriñando texturas,
imaginando los ojos del orfebre de turno,
acostumbrado al barro nutricio
y al inextinguible impulso creador.
Allí el niño atisbó los secretos de las volutas
y nunca retornó, desencarnado, a la inocencia.
Foto de Eva Lewitus