Bajo la elegante y versada conducción de Raúl Cintrón y Jossie Alvarado se llevó a cabo anoche una emotiva ceremonia de exaltación al Caney de la Fama de la Cultura y el Deporte Salinense.

La decimoquinta edición, dedicada a los pasados presidentes de la entidad Ramón Navarro, Héctor Castro, José J. Negrón, Connie Alvarado, Jesús Rosado y José A. Santiago, añadió a la galería de ciudadanos destacados a siete atletas salinenses cuyas hazañas en el atletismo, el baloncesto y el béisbol han quedado registradas en la historia.

El licenciado Osvaldo Gil, un prominente habitante del octavo piso demográfico puertorriqueño,  indicó que la actividad del Caney de la Fama levantan el orgullo de ser salinense, puesto que el pueblo que enaltece las hazañas de sus ciudadanos se enaltece a sí mismo.  Felicitó a los exaltados y les recordó que esa distinción los convierte en ejemplo y guardianes de principio y valores de la comunidad. Puntualizó que el denominador común para toda realización destacada es el apasionado entusiasmo con que se enfrenten los retos.

Por su parte la alcaldesa Karilyn Bonilla Colón reiteró  el apoyo de su administración al deporte y la cultura y anunció que realizará gestiones para restaurar la casona Cardona con el propósito de convertirla en la sede y museo del Caney de la Fama de la Cultura y el Deporte Salinense.

En esta edición fueron exaltado Rumildo Cruz Quiñones, Javier Soto Rolón, Roberto Alomar Velázquez, Rubén Colón de Alba, Ricardo A. Ledée Colón, Santos Alomar Velázquez y Nelsón Malavé Torres.

La Junta de Directores del Caney de la Fama la preside Tomás  Cartagena y la integran María Zayas, Maynette Irizarry, Pedro Sanabria, José A. Santiago, Carlos León, Jossie Alvarado, Edelmiro J. Rodríguez, Ernesto Colón, Kevin Deynes y Ronnie Alvarado.

Los detalles del histórico evento y el perfil de las personas exaltadas pueden examinarse en el folleto que sigue, publicado para la ocasión.

2016_01_31_02_16_22