MISTERIO

Y miren cuánto me quiso
Y miren cuánto la quiero,
Que al morir ella primero
La seguí yo al paraíso.
Y pudo ser un hechizo,
Que la vida nos jugó,
Pues allí no me encontró,
Y miren que la busqué,
Yo tampoco la encontré
Por esos mundos de Dios.

JSC