Ataque inglés de Francis Drake a San Juan de Puerto Rico – 22 de noviembre de 1595

Por Nando Acosta

En 1585 estalló la guerra entre Inglaterra y España –conocida como Guerra anglo-española de 1585-1604– que no se libró sólo en puertos marinos de España e Inglaterra, sino que se extendió al Atlántico y al Caribe cuando varios corsarios ingleses atacaron ciudades españolas en Islas Canarias, África y el Caribe.

Francis Drake y su primo John Hawkins prepararon una flota que se componía de 26 navíos con 1,500 marineros y 2,500 hombres de desembarco. Después de haber sido rechazado en Las Canarias, llegó a la Isla Dominica el 8 de noviembre.

La escuadra española al mando de Pedro Tello de Guzmán, que transportaba dos millones en oro, a la altura de la Isla de Guadalupe se encontró con dos naves de la flota de Drake y después de una breve batalla Tello de Guzmán decide llevar su flota de barcos a Puerto Rico.

Al conocer Drake del cargamento de oro decidió ir a Puerto Rico llegando el 22 de noviembre de 1595, pero ya los españoles estaban preparados para la batalla por los informes traídos por Tello de Guzmán quien comunicó al Gobernador Pedro Juárez su encuentro con Drake. El oro se guardó en el palacio de Santa Catalina. Por todo el día 22 de noviembre los barcos ingleses se pasearon frente al Morro, desde Punta Salinas pasando por Isla de Cabra y cuando pasaban muy cerca del Morro las baterías del Morro no se hicieron esperar y bombardearon con 70 cañones a la flota inglesa matando a Sir Nicholas Clifford y los capitanes Brown y Strafford. Se dice también que en ese ataque de artillería murió John Hawkins, segundo al mando y que Francis Drake perdió algunos dedos de una mano.

El 23 de noviembre por la noche, pasando bajo el fuego de los cañones de la plataforma del Morro y del Fuerte de Santa Elena, se metió el enemigo inglés a la bahía con 25 lanchas al mando de Sir Thomas Baskerville, tripuladas por 50 hombres cada lancha, atacaron la fragata Tejeda, que era la capitana de la flota de Tello, le prendieron fuego por la proa, haciendo lo mismo con las otras. Durante una hora no cesó el fuego de artillería y mosquetería. El combate en ambos lados fue obstinado y sangriento. Muriendo 400 ingleses, sin contar los heridos y las bajas de los españoles se estimaron en 40 muertos con la misma cantidad de heridos. Los ingleses salieron solo con quince lanchas de las veinticinco con que entró en el puerto, tomando varios marinos españoles como prisioneros.

Francis Drake decidió entonces abandonar la isla el 26 de noviembre, y llegó al sur de Puerto Rico cerca de San Germán donde tomó agua y ganado de los vecinos y dejó libre a los marinos españoles capturados.

Drake, al apartarse de Puerto Rico, el 3 de diciembre saquea e incendia a Santa Marta en la costa de Colombia y a Portobelo en Panamá.

Francis Drake nunca llegó a Inglaterra, falleció de un flujo de sangre el 7 de febrero de 1596, siendo el ataque a Puerto Rico la última y peor derrota de su vida.

©Nando Acosta